Por qué no debes venderte como una Agencia de Diseño si eres Diseñador Freelance

Error diseñador freelance

Estreno la sección de Autores Invitados del blog con la colaboración de José Antonio Carreño, diseñador web y gráfico en pleno proceso de cambio que nos va a contar su experiencia en los últimos años como Freelance y los errores que ha localizado que ha cometido y está cambiando para que tú empieces con buen pie y si te sientes aludido los corrijas también.

Has sopesado los pros y los contras detenidamente. Quieres mejorar tu calidad de vida, dejar de trabajar para un jefe por un sueldo de risa, dedicarte en exclusiva a lo que más te gusta y mejor sabes hacer.

En resumen, has llegado a una decisión importante para tu futuro laboral.

Quieres comenzar tu andadura como freelance en el mundo del diseño web y gráfico.

Es muy común que lo primero que empiezas a pensar es con que nombre vas a darte a conocer.

Haces una lista con varios que quedan muy profesionales, muy corporativos, muy impactantes, que llaman mucho la atención bajo tu punto de vista.

 

Es aquí donde te pido que pares un momento para hacerte reflexionar.

  1. ¿Has incluido tu propio nombre en esta lista?
  2. ¿Piensas mostrar en tu logo ó dejar claro en tu web quien está realmente detrás de este proyecto que quieres iniciar?

Si tu respuesta a ambas preguntas es no… siento decirte que ya te estás equivocando.

 

Si has decidido empezar sólo en esto y no eres ni una agencia de diseño ni una empresa, buscar un nombre para tu marca que no muestre que en realidad eres un freelance es un error.

También lo es que no pienses dejar bien claro que eres tú, un profesional independiente, el que está detrás de esa web.

No te lo digo como un gurú ni nada por el estilo. Soy un freelance normal y corriente como tú, que pretendes serlo.

De hecho, lo que te estoy diciendo te lo digo desde mi propia experiencia, la cual quiero contarte en este mismo post para que no cometas los errores que yo sí he cometido .

Mis inicios como emprendedor

Esa misma decisión de ser freelance de la que anteriormente te hablaba la tomé yo a finales de 2013, principios de 2014, hace algo más de un año.

Después de darle muchas vueltas a la cabeza, elegí un nombre que me parecía perfecto para lo que deseaba transmitir a mis potenciales clientes: Diseño Distinto.

Quería que supieran que, si contrataban mis servicios de diseño web y diseño gráfico, el resultado del trabajo realizado, la manera de trabajar conjuntamente y el trato recibido por mi parte sería diferente a lo que habitualmente encuentras en una agencia de publicidad ó una empresa de mayor envergadura.

A día de hoy, la mayoría de las decisiones que tomé en referencia al planteamiento de mi imagen profesional me parece que fueron un error y que han conseguido justo el efecto contrario al que buscaba.

Los errores que yo cometí y tú no deberías cometer

Con tan sólo un año de vida “oficial” transcurrido desde el inicio de mi proyecto, he empezado a notar que el camino que me había marcado en un principio no es el correcto y que no disfruto para nada con esta imagen tan corporativa que yo mismo me he otorgado prácticamente sin darme cuenta.

No pasa nada. De los errores se aprende.

Y es por ello que, a continuación, voy a contarte los errores que considero que he cometido para que tú no tropieces con la misma piedra, así como los cambios que he considerado que debo realizar (y que me encuentro realizando en estos momentos) para corregirlos.

1# ELEGIR UN NOMBRE QUE PARECE EL DE UNA AGENCIA

 

Sin querer, he dado durante este año una imagen de agencia ó empresa de diseño debido, en gran parte, al nombre que pensé.

Algo que era justamente lo que quería evitar para que mis clientes eligieran trabajar conmigo por mi trato cercano.

Menuda contradicción ¿verdad?

Pero si a eliges un nombre en el que no aparece el tuyo por ningún lado (aunque, como en mi caso, lo hagas con las mejores intenciones del mundo), lo normal es que cualquiera que entre en tu web piense que no eres un freelance, sino una empresa.

Lo cual nos lleva al segundo error.

2# NO DEJAR CLARO QUIÉN ESTA DETRÁS DE MI NEGOCIO, MI WEB Y MIS CONTENIDOS

 

Se me dió un caso curioso de una conocida que tiene un centro de peluquería a la que le dejé publicidad en su buzón mientras ella no estaba. Vió la publicidad cuando llegó y no le hizo ni caso.

Otro día que me la encontré, hablé con ella comentándole que le había dejado publicidad en su buzón. Ella dijo que no le había llegado.

Algo que sabía que no era así, porque yo mismo había repartido los flyers publicitarios.

Le expliqué como eran los flyers que le había dejado y me dijo…”Ah, sí. Pero…¡no sabía que eras tú y tampoco le hice demasiado caso!”

Normal, no podía saberlo. En los flyers no aparecía mi nombre por ningún sitio. Sólo el nombre de Diseño Distinto.

Cuando supo que era yo, me pidió que le llevara más publicidad a su centro para poder dársela a sus clientes y se interesó por las tarifas para realizar una página web.

Esta pequeña historia, que parece que no tiene importancia, me dió una valiosa lección.

La gente, si sabe quién eres y dejas que te conozcan, está más dispuesta no sólo a comprarte sino a ayudarte.

Todos estamos hartos de grandes empresas que lo único que quieren es vender en masa sin importarles lo más mínimo lo que sus clientes verdaderamente necesitan.

Esto también es aplicable a tu negocio, tu web y tus contenidos.

Al igual que pasó con esta conocida, si los usuarios que visitan tu web saben quién está detrás simpatizarán más contigo y con lo que tengas que decirles u ofrecerles.

O lo que es lo mismo, generarás más confianza entre tus lectores ó tu potencial cliente y tú.

Ten en cuenta que las personas prefieren hablar con personas, no con marcas.

3# PONER A MIS COLABORADORES COMO UN EQUIPO DE TRABAJO

 

En los inicios tomé la decisión de respaldar mis servicios con los de otros freelance cuyas disciplinas estaban relacionadas con el diseño web pero yo no dominaba, tales como la fotografía ó la traducción de textos a otros idiomas.

No te voy a decir que tener colaboradores y trabajar con otros profesionales es malo porque no lo es.

Todo lo contrario, me parece algo fantástico si esa colaboración sirve para mejorar el servicio que ofreces.

Lo que si es un error es dar a entender en tu web que esos colaboradores pertenecen a tu negocio, a tu equipo de trabajo diario o son socios o empleados tuyos.

Se puede decir que esto es un error derivado de los dos primeros.

Si no has dejado claro que eres un freelance ni quien es la persona responsable de tu web ó blog profesional, te puedes ver abocado a simular que hay un equipo detrás de la marca que has creado.

Sé de lo que hablo. A mi me pasó.

Esto no es bueno principalmente porque cada colaborador es un freelance que tiene (como es lógico) sus propias tarifas y servicios.

Te lo explico mejor con un ejemplo que a mí me ha pasado relacionado con el servicio de fotografía que hasta ahora ofrecía en la web y que pertenece en realidad a otro colaborador.

Si un cliente te pregunta por qué cobras tanto por realizar una sesión de fotos para su web, por el proceso ó detalles del trabajo que se debe realizar en una determinada tarea relacionada con la fotografía ó si le puedes hacer una rebaja en el precio… tu no puedes responderle directamente ya que no es tu área de trabajo, es la de tu colaborador.

Pero claro, si has planteado tu sitio web como lo hice yo, el cliente espera que tu le resuelvas todas las papeletas, pues se supone que hay un equipo de trabajo trabajando contigo todos los días y que conoces los entresijos de todos los trabajos que ofreces.

Conclusión: se producen silencios incómodos entre el cliente y tú ó no sabes que responder, dando una imagen de poca profesionalidad y de no saber lo que estás haciendo.

Yo lo tengo claro: no volveré a poner un equipo de trabajo en mi sitio web si verdaderamente ese equipo no es mío como tal (es decir, si no lo tengo contratado) y si no controlo totalmente tanto lo que hacen como las tarifas que se cobran.

4# NO SER TU MISMO AL ESCRIBIR EN TU BLOG O EN TU WEB

 

Tengo que decir que este error lo he ido medio solucionando conforme he ido escribiendo y publicando más contenido para mi blog.

Cuando empiezas un blog, y más si lo haces en plan corporativo, empiezas a usar un lenguaje extraño, poco cercano y hablando en plural, como si te estuvieses dirigiendo a una gran multitud.

Esto para mi es otro error gravísimo.

Antes te hablaba de que me había dado cuenta que generar confianza era muy importante para que la gente se interesase más por lo que tienes que ofrecerle.

¿Cómo vas a generar confianza hablando como un político que se dirige a las masas con un lenguaje totalmente artificial y forzado?

Si eres político no te me ofendas. Es un ejemplo que se me ha venido a la cabeza. 😛

Lo que quiero que entiendas es que no dirigirte de tú a tú a tu lector, hablar en plural o ser enrevesado ó demasiado perfeccionista en tu lenguaje, no ayuda a generar la confianza que tanto buscamos los que queremos vender nuestros servicios a través de internet.

Eso sin contar con que no disfrutas igual si no escribes como tú eres o piensas, lo que te llevará a empezar a quemarte y pensar en dejar de lado los contenidos de tu blog.

Algo que no deberías hacer, ya que un blog, por regla general, es tu herramienta más valiosa para atraer tráfico y potenciales clientes a tu sitio web.

Como te digo, creo que esto es algo que he medio solucionado.

Para aportarte un dato personal respecto a esto, te digo que cuando comencé a escribir siendo yo mismo aplicando las cosas que te he mencionado anteriormente… cuadripliqué las visitas a mi blog.

También te puedo asegurar que con los primeros posts que escribía como si fuese una agencia y cometiendo todos los errores que te he expuesto, Laura nunca habría permitido que escribiese este post como invitado. 😉

Lo cual para mí, dicho sea de paso, es un verdadero orgullo y un privilegio. 🙂

En resumen, yo te aconsejo…

  1. Trabajar tu marca personal desde el principio. Tú siempre serás tú, te dediques a lo que te dediques. Aunque cambies de negocio ó actividad, tu marca personal siempre te valdrá como marca puesto que nunca vas a ser otra persona diferente.
  2. Deja claro desde el primer momento la persona que está detrás de tu proyecto. Deja que te conozcan, no tengas miedo. Conseguirás conectar mejor con los usuarios que visiten tu web y con tus clientes.
  3. No fingir, con o sin intención, ser una agencia ó dar a entender que tienes un equipo a tu cargo día a día. No por hacerlo te llegarán más y mejores clientes ni serás más profesional. Además, evitarás situaciones incómodas en las que parece que estás vendiendo algo de lo que no tienes ni idea.
  4. Ser tu mismo tanto en los contenidos de tu web como en los posts que escribes en tu blog (si lo tienes). Escribirás mejor, disfrutarás más y te cansarás menos de hacerlo. Te lo aseguro, no hay nada mejor que escribir siendo tú mismo. Las palabras salen de manera mucho más fácil y los artículos que generas tienen una calidad mil veces mayor.

¿Cuáles son tus errores de novato y cómo los has superado?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Acerca de Jose Antonio Carreño: 

jose antonio carreñoTécnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos y Freelance desde principios de 2014. Me dedico a ofrecer servicios de diseño web y diseño gráfico. Especializado en WordPress y diseño de imagen corporativa.

Web | Facebook | Twitter | LinkedinGoogle+

Lauralofer

About Lauralofer

Soy Laura López, diseñadora Gráfica y Web. Emprendedora digital. Amante de los gatos. :) Comparto consejos demostrados para diseñadores freelance que quieren elegir a sus clientes. Si quieres evolucionar en tu negocio dentro del mundo del Diseño Freelance apúntate a mi minicurso gratuito "Cobra lo que te mereces"

53 Comentarios

  • Valentina dice:

    Hola Laura y Jose Antonio. Me ha encantado este artículo, me parece no haber leído nada parecido en el ámbito de los blogs de diseño. Me ha parecido muy honesto y práctico. Debo de decir que yo también cometí en parte el mismo error creando una marca de joyería artesana, de la que me cansé e incluso me daba vergüenza hablar a la gente. Así que, aprendiendo de este error tomé la decisión de montar mi web para cuidar mi marca personal y hablar con libertad de todo lo que me apasiona: empezando por el diseño gráfico que es mi profesión, hasta fotografía y craft que son mis pasiones complementarias. En fin, me alegro de estar en el buen camino!
    Un abrazo a los dos, ya no te perderé la vista Juan Antonio.

    • Jose dice:

      Hola Valentina,

      Me alegra mucho que te haya gustado el artículo.

      Creo que has dado en el clavo al comentar que “te daba vergüenza” hablar a la gente de tu marca de joyería artesana.

      Pienso que esto le sucede a más gente de la que pensamos al iniciar una actividad por su cuenta y la manera que encontramos de protegernos ante un posible fracaso o por si algo sale mal es “escondernos” detrás de una marca.

      Pero, en mi caso particular, me he cansado del escondite y de no ser yo mismo para hablar con libertad de todo lo que verdaderamente me apasiona, como tu bien dices.

      No sé si este sera el buen o el mal camino como tu comentas, pero al menos es un camino en el que me siento más cómodo. 🙂

      Me ha gustado tu blog. También te seguiré la pista a partir de ahora. 😉

      Un saludo.

    • LauraloferLauralofer dice:

      Pues creo que tomaste una buena decisión y que te lo estás montando muy bien:)

  • Cecilia dice:

    ¡Muy buen artículo! Me dejó pensativa… Ya que estoy por empezar a ser freelance y estoy en un dilema, tal vez alguien pueda ayudarme.

    Soy Diseñadora Gráfica, y mi pareja también. Hasta ahora todo lo que hacemos freelance lo conseguimos de boca en boca y siempre nos pasa que, al ofrecer web, parece ilógico que nosotros mismos no tengamos una.

    No la tenemos debido a que no sabemos cómo presentarnos. Pero en el caso de ser un dúo ¿no deberíamos tener un nombre aparte?

    Con esto me da para pensar, tal vez puedo aclarar en alguna sección de staff que somos pareja y lo que hace cada uno.

    • Hola Cecilia,

      Creo que tu situación es diferente a la mía que describo en el post. Como tu bien dices, sois dos los que lleváis el negocio en común y no trabajais de manera independiente. Por tanto, es como si fuera una asociación o una pequeña empresa.

      Para que lo veas más claro: imagina que con quien trabajas no fuese tu pareja. En ese caso sería simplemente tu socio.

      No es lo mismo un socio que un colaborador, que es de lo que yo hablo en el post.

      ¿Pondrías tu nombre a un proyecto que compartes con un socio? Eso es lo que debes responderte.

      Mi humilde opinión, que no tiene por qué ser acertada ni correcta, es que en tu caso quizás no sea mala idea tener un nombre de marca que os represente a los dos. Otra cosa sería que tu trabajes totalmente sola, en cuyo caso si te recomiendo.

      Me alegra que te haya gustado el artículo.

      Un saludo.

  • Hola.
    Me pareció muy interesante el contenido de este post, ya que es una situación parecida a la que actualmente estoy pasando… sin embargo no me va tan mal… soy Diseñador Gráfico con énfasis en Medios Audiovisuales, pero tengo un problema bastante grande:

    – Soy un tarado para ofrecer mis servicios.

    Es así como llega un momento en mi vida en el que me miro al espejo y veo a un empleado mas (algo que desde que me decidí por esta profesión nunca quise ser).
    Un día un gran amigo mio me dice: “Juan… Me tome el atrevimiento de ofrecer tus servicios de diseño (que previamente le había ofrecido yo a el de una manera mas… familiar), me llamaron y quería saber cuanto cobrabas por una animación de tales y tales especificaciones”. La cosa siguió así, hicimos ese trabajo y otros 2 en una situación similar.

    Entonces mi gran amigo me dijo así, sin tapujos:

    -“Juan… tu tienes el talento pero andas de empleado. Yo conozco poco del tema de diseño pero me tengo MUCHA confianza vendiendo lo que sea… y tenemos algo en común… a ambos nos interesa el área del diseño y sus relacionados. ¿por que no nos unimos y montamos una Agencia de Diseño?”.

    Es ahí donde surge Cuarta Dimensión (www.cuartadimension.co).

    Soy de Colombia al igual que mi amigo y nuestra agencia, y lamentablemente en Colombia es muy difícil emprender, pero sobre todo emprender en el área del Diseño, ya que hay imprentas que hacen el trabajo de diseño 10000000² veces mas barato para solo ganarse lo de la impresión y ademas lo hacen mal. Sin embargo nos ha ido muy bien (para llevar solo unos 10 meses de trabajo conjunto) y apunta a ir cada vez mejor. Tanto así, que ya tenemos una persona a nuestro cargo en la parte del Desarrollo Web.

    No quiero contradecir a Jose Antonio ni mucho menos, solo quiero mostrar el “otro lado” de el emprendimiento como agencia, puesto que ami hasta el momento me ha funcionado.

    Algo que si comparto y es mas que verdadero, es que no se debe aparentar lo que no es. Si, somos una agencia (legalmente constituida), pero no somos una agencia grande, y así se lo hacemos saber a nuestros clientes para que no se lleven una imagen distinta a la que queremos generar. Ofrecemos varios servicios de los cuales no nos encargamos nosotros, sino que contratamos a un freelance (fotografía, social media, etc) pero no necesariamente estas personas hacen parte de nuestra empresa, como si la hace por ejemplo nuestro Desarrollador Web, y eso si hay que dejarlo claro.

    Jose Antonio, mil gracias por tan valioso aporte.

    Laura, gracias por este blog tan interesante pero sobre todo tan nutrido de temas que de verdad pueden no solo interesar sino ayudar a muchas personas que como nosotros quieren entrar en este difícil mundo del Diseño.

    Saludos desde Colombia.

    Juan Ocampo.

    • Hola Juan,

      Cada situación es un mundo y por supuesto que no pretendo tener la verdad absoluta con este post. Yo me he limitado a contar mi experiencia sin pretender ser un modelo o un ejemplo para nadie.

      Como le he dicho anteriormente a Cecilia, no es lo mismo el caso de tener un colaborador que sólo está involucrado en trabajos determinados para clientes determinados (que es el mío) con el de tener un socio que trabaja conjuntamente contigo en el mismo proyecto (que, por lo que he entendido, es el tuyo) día a día.

      Un saludo.

  • Cristian Valdés dice:

    Felicitaciones!! siempre es un placer leer los post que Laura dedica en su blog, sin embargo creo que esta experiencia que puede ser muy valida para Jose Antonio no aplica para todos, conozco de muchos colegas y sin irnos muy lejos, yo mismo soy un reflejo de que yo hice todos los “errores” que indica J.A, es decir poner un nombre corporativo y trabajar con varios amigos freelance y ponerlos en mi plantilla de servicios. Hoy puedo decir que la estrategia a mi me funciono y según observo la de muchos colegas igual, pues hasta el día de hoy seguimos en el mercado ecuatoriano. Sin embargo siempre es bueno tener otra perspectiva…
    Concuerdo en una cosa, si es importante que tu nombre salga a la vista y esto se logra cuando tu marca ya es parte de ti y viceversa… Es cosa de tiempo!… en todo caso éxitos y seguro no todos tenemos la misma suerte y esta estrategia puede funcionar.

    • Hola Cristian,

      Pienso que cada caso es un mundo. Y, como he dicho en el post, no trato de ser ningún gurú del tema ni de hacer de mi caso la verdad absoluta para todas y cada una de las personas.

      Efectivamente, como bien comentas, esta experiencia es válida para mi, pero creo que puede ayudar a otros profesionales freelance que tengan la duda, se sientan identificados, crean que necesitan un cambio o se encuentren en una situación parecida a la mía.

      En ningún momento he dicho que no existan casos en los que la fórmula de negocio que yo he abandonado no pueda salir bien.

      Sólo hablo desde mi experiencia, de lo que yo aconsejo a través de lo que yo he vivido y de como me siento más cómodo habiendo probado las dos maneras de enfocar la actividad a la que me dedico.

      Después de leer el artículo, por supuesto que la decisión final está en cada uno. Pero mi recomendación es la de crear una marca personal si se trabaja como freelance.

      Gracias por dejar tu punto de vista y tu experiencia personal.. 🙂

      Un saludo.

    • LauraloferLauralofer dice:

      ¡Hola Cristian! Como dice Jose Antonio, cada situación tiene diferentes factores. Lo importante es NO fingir y ser transparente en todo momento. ¡Espero que te vaya muy bien! Un abrazo 😉

  • JC dice:

    En Venezuela para poder facturar (Ley) necesitas registrarte como empresa contribuyente al fisco y ya con esto sé es una marca.

    • Hola JC

      Interesante lo que comentas sobre el caso particular de Venezuela. Aquí, en España, para poder realizar facturas puedes hacerlo de varias formas. Una de ellas, la de hacerte autónomo (freelance). Tampoco ahondaré mucho más en esto puesto que no estoy demasiado puesto en temas legales de este tipo.

      Un saludo.

  • Brayner dice:

    Muy bueno, comenzaré a poner en práctica algunos cambios.

  • Hola Jose Antonio,

    supongo que esto no es incompatible con tener un nombre de empresa que no sea el nombre propio, ¿no?
    Yo soy freelance desde el 2006 y siempre me he vendido como tal y no como agencia, y he usado mi nombre propio para la marca (Mar Fernandez). Actualmente necesito hacer una renovación, actualización de la imagen de marca, servicios,… y he buscado un nombre de marca distinto al mío propio, pero sin ocultar que soy yo… Algo así como “marca” by Mar Fernandez. ¿Es correcto, no?

    Esto me ayudaría mucho a la renovación que actualmente necesito de mi negocio.

    Gracias!

    • Hola Mar,

      Como he dicho en el post, no soy ningún gurú de las marcas ni pretendo serlo.

      Nada es incompatible con nada. Lo más importante es como a ti te guste más tu marca y como tu te sientas mejor vendiendo tus productos.

      Eso si, muy importante lo que comentas de no ocultar que eres tú.

      Yo lo hice (no conscientemente, pero lo hice) y eso es de lo peor que me ha pasado en este tiempo como freelance bajo mi punto de vista.

      En mi caso, me he dado cuenta que lo mejor es venderme con mi nombre como marca. El tuyo puede ser diferente. Analiza tú misma como estás más cómoda y toma la decisión de tu cambio en función de eso. 😉

      Un saludo.

  • Hola Laura y Jose Antonio

    Muy buen post, me toma en el momento preciso que estoy en etapa de actualización de mi sitio web (benjaminmk.com) y sobre todo mi modelo de negocio donde la parte del nombre es muy importante. Yo me dedico a la Animación (Motion Graphics como se dice en Ingles) donde ya llevo casi 2 años trabajando freelance. Mi pregunta va de que he visto a algunos profesionales del area (en USA y UK) que se denominan con una especie de “seudónimo” o que le dan titulo a su pagina web-portafolio distinto, pero en algunos casos aclaran en su subtitulo que es portafolio de o el trabajo de.
    ¿Es bueno crearse este tipo de nombre sin que suene, como dices tu Jose, a nombre de agencia?

    Te dejo algunos ejemplos: http://creamyorange.com/ ; http://www.beeple-crap.com/ ; http://twistedpoly.com/

    Muchas gracias y sigan con este increíble contenido

    Saludos

    • Hola Benjamín,

      Lo de si es “bueno o malo” es muy relativo dependiendo de la persona a la que preguntes.

      En mi caso, yo te puedo decir que me siento más cómodo poniendo mi nombre a mi marca. De hecho, desde que tomé la decisión me están empezando a pasar cosas fantásticas.

      Pero está claro que cada uno debe tomar la decisión que considere mejor para su situación personal.

      Como bien han dicho unos comentarios más arriba, hay gente que tras el nombre de una marca le va genial y prefieren seguir de esa manera.

      Lo importante que tienes que ver es de que manera tú te sientes más cómodo. 😉

      Un saludo y gracias por tu comentario. 🙂

  • Muy buenos consejos, la verdad siempre he tenido la idea que generar mi imagen como empresa iba a tener mas impacto en los clientes, varias situaciones que comentas me han sucedido. Asi que he aprendido mucho y sera mucho mejor dejar ese sentimiento de duda y mostrar mi cara ademas de mi talento. muchas gracias a Laura por acercarnos mas a a estos conocimientos y a Jose Antonio por compartir esta experiencia.

    • Hola Edwin,

      Me hace muy feliz que consideres útiles mis consejos.

      La verdad es que cada vez tengo más claro que mostrar tu cara en tu negocio y en tu proyecto web es de lo mejor que se puede hacer.

      ¡Fuera los miedos y las dudas! 😉

      Un saludo.

  • Esto fue genial! Lo leía y me reía! Tengo en este momento los mismos errores y capaz que alguno más! estoy en pleno proceso de ver para que lado voy porque quise abarcar todo y no pude obviamente, pero este post me sirvio muchisimo para darme cuenta de errores que capaz no me habia dado cuenta y son importantisimos para determinar para ver que camino seguir! Gracias Laura por todos tus post que siempre los leo cuando me puedo hacer un tiempo, y José Antonio, genial este post!!! Muchas gracias a ambos!
    Saludos desde Argentina!

    • Hola Daii

      Si este post, además de ayudarte, te ha sacado una sonrisa pues mejor que mejor ¿no? 😛

      Intentar abarcar muchas áreas de trabajo es también un error del que yo me he dado cuenta. Si no lo he metido en este post ha sido porqué no era un error de “aparentar ser una agencia” sino más bien un error de no concretar en que eres verdaderamente bueno y especialista.

      Me alegro que mi experiencia pueda servirte de ayuda en el proceso que actualmente estás pasando.

      Saludos.

    • LauraloferLauralofer dice:

      ¡Encantada de leerte Daii! Espero seguir teniéndote por aquí y que aprendamos todos mucho de nuestros pequeños errores y de las experiencias de otros colegas como Jose Antonio:)

  • Bjorn Anka dice:

    wow! gran articulo, ahora, ¿que hago con la ‘agencia’ que he montado? equisdé. gracias por las pautas 🙂

    • Hola Bjorn,

      Gracias por tus halagos hacia el artículo.

      La decisión de que hacer con tu “agencia” sólo la puedes tomar tú. Debes valorar si quieres seguir por el camino que ahora andas o emprender uno nuevo.

      A mi lo que me gusta de la marca personal es que, haga lo que haga, incluso si el día de mañana por circunstancias de la vida tengo que cambiar de profesión, siempre voy a ser José Antonio Carreño.

      Si el día de mañana por lo que sea decidiera montar un negocio de bicicletas (por decir algo)… creo que Diseño Distinto no me serviría de mucho como marca.

      Mi nombre en cambio sí. 🙂

      La decisión final es tuya.

      Un saludo.

      • Bjorn Anka dice:

        si, de hecho ahora estoy trabajando para mejorar la conexión con los ‘fans’ de la página, mostrar el quipo detrás del proyecto y bueno 🙂 a ver que sale, gracias por el articulo

        • Perfecto Bjorn. Pues… ¡adelante con esos cambios y mucha suerte!

          Gracias a ti por tu comentario.

          ¡Saludos!

        • luca dice:

          Me parece entender que como plataforma para tu negocio digital has elegido Facebook.
          Cuidado con eso, que es lo que los “gringos” llaman “digital sharecropping”: de esa forma, no eres dueño de tu propia plataforma y estás a la merced de lo que Facebook decida en un futuro.

          Mi consejo es que te montes tu propia plataforma en WordPress – al día de hoy la forma más rápida y sencilla – para así tomar las riendas al 100%.

          Podrás seguir usando Facebook dentro de tu estrategia en redes sociales, para potenciar la difusión de tus productos y servicios etc. Y nadie podrá tomar decisiones por tí, como pasa ahora si tu cuartel general reside en una página de Facebook.

  • Muy buen post Jose Antonio. Creo que merece la pena recordar porque somos freelance, cómo trabajamos, para quién, etc. No somos una empresa, ni debemos aparentarlo. Yo en Diciembre haré 2 años como animador 3d freelance aunque también hago algo de diseño gráfico, no encontraba trabajo en empresas, principalmente por mi inexperiencia, y como veía que siendo freelance me surgían algunas oportunidades, me creé una marca, simplemente para ser más fácil de recordar que mi nombre.

    Con la primera letra de mi nombre y las 2 primeras letras de mis dos apellidos surgió AYABA, precisamente porque no quería perder mi identidad como Antonio Yáñez Barradas. Creo que elegir un nombre comercial para tu marca no es un problema siempre y cuando no se pierda la identidad de quién eres, y desde luego en la web o blog explicar qué haces, quién eres, de donde vienes, y a donde vas….Que sepan que eres freelance y no una empresa, todo ello acompañado con un bonito retrato tuyo.

    Si llegado el caso, te ofrecen o quieres optar a un proyecto de gran envergadura siempre puedes decir (si es como en mi caso) que tienes experiencia y contactos especializados en distintas áreas (modelado, animación, texturizado, rig,etc) que podrás pagar sus servicios para que el proyecto sea un éxito.

    Abrazos a todos.

    P.D: Por cierto, si a alguien le interesa darme feedback sobre mi web o mis redes sociales, ahora mismo estoy aplicando cambios, precisamente algunos de los que se han hablado aquí. Así que si alguien quiere (a riesgo de parecer publicidad) podéis entrar en http://www.ayaba.graphics y escribirme el feedback al mail que hay en la pestaña de contactar o info@ayaba.graphics o si preferís por las redes sociales que también podéis ver allí. Gracias de antemano.

    • Hola Antonioyaba

      Me apunto tu frase porque creo que es la clave de este post: lo importante es no perder la identidad.

      Yo sentía que la había perdido y de ahí el cambio que quiero realizar.

      Creo que tus palabras expresan mejor lo que quería transmitir, ya que veo que hay gente que está entrando en confusión creyendo que su marca no vale porque no es su nombre. Y ni mucho menos pretendía decir eso.

      Me refería más bien a lo que tu comentas: a ser tú mismo siempre tanto en tu trabajo como en tu proyecto, no esconderte y no ocultar que eres un trabajador independiente.

      En cuanto a lo de los proyectos más grandes que comentas, precisamente es así como yo pienso hacerlo a partir de ahora. Diciendo “Mira, yo este trabajo no lo realizo directamente pero puedo conseguir un profesional especializado que lo haga y asegure la calidad del proyecto”.

      Hasta ahora era directamente asumir yo todo, sin explicar nada al cliente, por no decir lo que verdaderamente había detrás de Diseño Distinto.

      Un saludo y muchas gracias por tu aporte.

  • Muchas gracias y enhorabuena por el artículo. Llevo pensando en algunas de las cosas que comentas en el artículo y que tengo que limar para mejorar. Gracias también a Laura que tiene una web y un proyecto que realmente es impresionante.

    • Hola soulnir.com

      Es muy bueno pararse de vez en cuando a pensar qué cosas quieres cambiar cuando crees que algo está fallando o cuando no disfrutas con tu proyecto personal tanto como deberías.

      Muchísimas gracias a ti por tu comentario.

      Un saludo.

  • Fernando Castellar Grazziani dice:

    Buen dia Jose Antonio, muy interesante tu articulo, pero veo que al darle click a tu web y face, sigues apareciendo como “DISEÑO DISTINTO” ?

    Saludos

  • johnnathan dice:

    Hola, este post me ha interesado mucho, pues contiene lo que uno no debe cometer errores, pues es directo. Gracias por este post. Comenzar a seguir los pasos.

  • Buenas noches! super identificado con este post, pero me gustaría conocer tu opinión en otra parte:

    Hoy en día, el mayor movimiento se encuentra en las redes sociales, o como se dice ultimamente “Si no está en facebook no existe.”

    Al tener marca propia y tal, ¿hablaríamos de promocionar nuestro blog con nuestros propios perfiles en las diversas redes verdad?

    Gracias!

  • Hola Johnnathan,

    No sé si contiene lo que uno no debe cometer, pero sí los errores que yo considero que he cometido. El objetivo es que puedan servir de ayuda o como experiencia a gente que se sienta identificada con la situación o situaciones que comento en el post.

    Un saludo y muchas gracias por tu comentario.

  • […] Si pinchas aquí podrás ver el artículo en cuestión en el que hablo de los errores que considero que he cometido como freelance durante este tiempo atrás. […]

  • […] Si pinchas aquí podrás ver el artículo en cuestión en el que hablo de los errores que considero que he cometido como freelance durante este tiempo atrás. […]

  • […] Me gustaría también escribir como autor invitado en otro blog de mayor autoridad y visibilidad. Guardo una muy buena experiencia de cuando lo hice en el blog de Laura López y quiero […]

  • […] hecho, ese post ya está escrito y lo puedes ver en el blog de Laura López en el que participé como autor…. Si tiene aún más curiosidad sobre esto, puedes echarle un ojo cuando acabes de leer este […]

  • […] Caso real: Diseñador “agencia” que se dio cuenta de que no tenía que esconderse si no tenía un e… […]

  • Este post me ha ayudado en lo que buscaba. Aunque comento con un año de retraso, jeje.
    Yo estoy en proceso de reciclaje de identidad y tenía la duda de si crear mi nuevo sitio web con mi nombre o un pseudónimo. Mi actual sitio lo creé como un lugar donde escribir de lo que me gusta y publicar mis trabajos. Empezó de forma difusa (sólo hay que ver mi primer post que trata de música y no de diseño) y poco a poco lo he equilibrado pero no al nivel que deseo.
    Ahora me he dado cuenta que disfrazarte como si fueras una miniagencia no es muy buena idea por todo lo que he leído aquí. La idea de presentarte como una pequeña agencia te compromete a ofrecer unos servicios y conocimientos que no puedes cubrir, simplemente porque el mundo del diseño gráfico, el diseño web y el márketing online es basto y muy cambiante. Esto te paraliza y te hace replantearte que foco deseas realmente, que es lo que más dominas y haces realmente bien. El resto delégalo o no lo hagas. Esta cura de humildad te ayuda a bajar el nivel de stress y te hace ser más cercano y más persona, que es de lo que se trata. Tú contra los elementos.
    Un saludo!

  • karolalacart dice:

    Alguna vez hice lo del equipo, pensando que el cliente de vería persuadido si su trabajo era supervisado por varios Freelance… Para mí, TENÍA SENTIDO.
    Empero, si estoy en una de esas plataformas web para freelancers, seguramente lo que busco es a un FREELANCE, no a una empresa (salvo casos específicos, claro).

    Alguna otra ocasión me tocó a mí ser cliente… ¿adivinan a quién ignoré por completo? Quien no tenia un nombre personal, se presentaba como marca, y hablaba de granded equipo.

    Así que sí, comparto contigo estos puntos, y te doy uno extra porque tu redacción me ha gustado mucho (es como charlar con ese amigo que nunca tuve..) 😀

  • Juan dice:

    Hola chic@s,

    Me siento muy identificado con el artículo. He lanzado mi marca y aunque soy yo solo si que lo he enfocado como si fuera un estudio pero porque mi idea es crecer con el tiempo. Ahora me habéis hecho dudar. Si que pensé en poner una foto mía en el estudio pero al final me eché para atrás. Darme vuestro consejo por favor!! Estoy un poco liado ahora mismo. Tampoco puedo cambiar ahora el nombre de todo ya que tengo tarjetas folletos, la web posicionada…

    • LauraloferLauralofer dice:

      Claramente la respuesta es: si no eres un estudio ni tienes equipo no te vendas como tal. Tu nombre comercial puede ser el que quieras, pero deja claro en tu web quién está detrás y pon tu nombre y foto y habla de tú a tú, no desde el “nosotros como estudio hacemos esto”. No, la realidad es que tienes un negocio unipersonal y a la gente no le gusta encontrarse esto cuando te has vendido como estudio/agencia, genera mucha desconfianza. Céntrate en tu marca personal aunque tu web y negocio no tenga tu nombre. Perfectamente puedes acabar siendo un gran estudio y contratando gente, pero si ahora no lo eres yo creo que es mejor ser transparente. Cuando el negocio crezca ya añadirás a los profesionales que entren en tu equipo en tu web.

  • […] Seguro que a más de uno le va bien con esa fórmula, y no lo dudo, pero hasta la fecha para mi sólo tiene inconvenientes. De hecho, uno de mis lectores ya hizo el cambio de estrategia y dejó de trabajar así, puedes leerlo aquí. […]

Deja un comentario