Qué proyectos no te convienen como Freelance y por qué deberías rechazarlos

Por 11 Enero, 2016 Clientes 57 Comentarios
rechazar clientes freelance

¿Alguna vez te has reunido con un cliente potencial interesado en tus servicios y nada más empezar la reunión te has dado cuenta de que la otra persona no tenía suficiente presupuesto, no podías cumplir con sus plazos, no sabía lo que quería o tu instinto te ha dicho que sería un cliente “tóxico”?

A mi sí me ha pasado, y tanto la otra parte como yo hemos perdido mucho tiempo en desplazamientos, reuniones y cambios en agenda por no analizar la situación antes de comenzar con todo el proceso.

Hablando el otro día con Jose Miguel García en una entrevista para su Podcast salió el tema de “cuándo no deberíamos trabajar para un cliente” y siempre que hablo de esto con otros freelance se comenta lo mismo: “Claro, pero tú quizás puedes permitirte seleccionar con quién trabajar porque tienes donde elegir y los demás quizás tenemos que agarrarnos a lo que nos venga para pagar las facturas.”

Eso no es así, por supuesto que para mi también es necesario facturar porque no estoy forrada precisamente pero no a toda costa y por eso selecciono muy bien en los proyectos en los que creo que puedo aportar valor y encajan con mis objetivos de negocio pero también con mis valores personales y, por supuesto, con clientes que valoran mi trabajo.

Te aseguro que no hay peor pérdida de tiempo (que se traduce en dinero) y energía que intentar vender algo a alguien que realmente no puede comprar porque no tiene pasta, no necesita (porque lo que quiere es un ejecutor que sepa Photoshop) o no es nuestro público objetivo (es un particular y nosotros trabajamos para empresas por ejemplo).

Por eso debemos hacer un filtro y selección para saber si el cliente interesado en nuestros servicios realmente encaja con nuestros objetivos de negocio, con lo que podemos ofrecerle y además él puede permitirse contratarnos.

Elegir a tus clientes cuando eres Diseñador freelance no es cuestión de chulería

De hecho es la mejor estrategia que puedes seguir en tu negocio si quieres una garantía para que funcione, sea rentable a largo plazo y vivas más feliz. Es algo que todos deberíamos hacer y no sólo “los que se lo pueden permitir” y para ello tienes que tener muy claro quién es tu cliente ideal.

Para poder crecer y evolucionar como diseñadores freelance hay que saber decir no cuando es necesario. No sabes la presión y carga que te quitas de encima cuando aprendes a rechazar proyectos en los que no te quieres involucrar. Y te lo digo por experiencia porque yo también he presupuestado proyectos que no me convenían por miedo a dar un no por respuesta y por miedo a no tener una factura más ese mes.

Creo que es importante tener bien clara y bien implementada una “fase de Cualificación de clientes potenciales” pero muchos profesionales la dejan de lado y pierden mucho tiempo en reuniones y presupuestos que pocas veces se convierten en venta o incluso acaban aceptando trabajos nada rentables o con clientes que no les convienen por no rechazar un proyecto y facturar ese mes.

Cuando uno emprende, dentro de la profesión que sea, asume un riesgo porque hay gastos que pagar todos los meses. Por suerte siendo diseñador freelance la inversión inicial se reduce bastante comparando con otros negocios en los que por ejemplo necesitan comprar materia prima o maquinaria. Por eso es importante tener un pequeño colchón cuando uno da el salto, para poder hacer frente a los gastos los meses que haya escasez de proyectos.

Al principio es lógico aceptar o elegir trabajar en algunos proyectos con menos presupuesto o incluso gratis (por supuesto eligiendo tú en qué te metes) porque de alguna manera hay que empezar a crear portfolio pero tras esta fase inicial es necesario coger las riendas del negocio y filtrar los proyectos que no te convienen.

Si tu negocio tiene ya tiempo y no tienes suficientes peticiones de presupuesto lo que está fallando son tus estrategias de marketing (quizás no hagas nada para atraer clientes) y por eso es necesario que empieces a ser proactivo con estrategias de marketing online en tu propia página web – sin olvidar el networking de toda la vida – para atraer a más clientes potenciales (pero esto estaría fuera del tema de este artículo).

Ten en cuenta que cada vez que trabajas en un proyecto o con un cliente que no le conviene a tu negocio, más te alejas de conseguir trabajar con los clientes que realmente te interesan y van a pagar lo que tus servicios se merecen.

¿Cómo seleccionar a los clientes que te convienen?

Para poder cualificar a los clientes potenciales interesados en tus servicios es esencial tener claro a quién nos dirigimos, cómo podemos ayudarle y en qué nos diferenciamos de la competencia para poder realizar estrategias que nos ayuden a captar al tipo de cliente que nos interesa y conviene.

Está claro, que al final aunque realicemos unas estrategias orientadas a captar a nuestro cliente ideal y que harán que se afine el perfil del público interesado en nuestros servicios, no todo el mundo que llegue a nosotros tiene por qué ser un cliente potencial cualificado.

Por eso, para poder saber si el cliente que nos escribe o nos llama para pedir un presupuesto encaja con el tipo de servicio que ofrecemos y con nuestros objetivos de negocio, es muy importante tener un filtro que nos ayude a dejar fuera a los clientes que no nos interesen y también para saber si realmente nuestro servicio es la solución que necesita.

Para cualificar a tus clientes potenciales lo mejor que puedes hacer es tener preparadas unas preguntas que te ayuden a saber si realmente el cliente potencial encaja con tu negocio. Estas respuestas las podrás obtener en una reunión previa por skype, en un email o introduciendo un cuestionario en tu web para valorar si continuar con el proceso y comenzar con reuniones para pasar un presupuesto.

¿Qué tipo de cliente/proyecto deberíamos evitar siendo diseñadores freelance?

  • No tienen presupuesto suficiente o buscan precios bajos
  • Quieren a un robot ejecutor y no entienden el papel de un diseñador
  • No saben lo que quieren o están en una fase embrionaria de su negocio/proyecto
  • Necesitan unos servicios que tú no ofreces
  • No tienen tiempo para implicarse durante el proceso
  • Hay demasiados intermediarios y personas que deciden sobre el trabajo
  • Quieren algo para ayer o necesitan algo urgente y tú no tienes disponibilidad inmediata
  • La empresa o cliente potencial tiene mala reputación
  • Necesitan un presupuesto rápido para comparar y decidir por precio
  • Quieren cotillear sobre tus precios y presupuestos (porque son competencia por ejemplo)
  • Son de un nicho que no tiene que ver con el público al que te diriges
  • Piensan que tienes que estar a su entera disposición como si fueran tu jefe y te llaman hasta los días festivos
  • Es un tipo de cliente con el que no quieres trabajar (por ejemplo: particulares, temas políticos o religiosos, asociaciones sin ánimo de lucro…)
  • Es un proyecto que no te parece ético/moral o no va con tus principios (por ejemplo: webs para adultos)
  • El que te pide el currículum como si fuera una entrevista de trabajo (historia real de una de mis alumnas)
  • Los que tu intuición te diga que va a ser un cliente de los complicados (sugerencia de Miguel Damaré)

Como ves, saber cualificar bien a un cliente es la clave para poder filtrar a los que realmente le convienen a tu negocio. Por eso, antes de intentar avanzar en el proceso de venta de nuestros servicios con un cliente potencial, primero es necesario que valoremos si es un cliente “de calidad” o si por el contrario nos va a hacer perder el tiempo.

¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Qué otro tipo de clientes evitarías? ¿Aceptas todas las peticiones de presupuesto que recibes?

Cuéntamelo en un comentario aquí abajo y hablamos 🙂

Lauralofer

About Lauralofer

Soy Laura López y ayudo a diseñadores freelance y agencias creativas a conseguir mejores clientes y aumentar sus tarifas. Amante de los gatos. :) Si vendes servicios de diseño y quieres evolucionar en tu negocio apúntate a mi newsletter y accederás a mi charla gratuita "Atrae clientes online que contraten tus servicios de diseño sin regatear"

57 Comentarios

  • Saioa dice:

    A veces es dificil decir NO, solo por el mero hecho de hacerlo, ya sin tener en cuenta si necesitas el dinero o no, ya que no quieres que le siente mal que le digas que no.

    Estoy de acuerdo contigo que no es bueno aceptar lo que sea, aunque necesites el dinero, a la larga te vas a arrepentir si algo dentro de ti te dice que ese cliente no es para ti y vas a perder tu valioso tiempo y tu dinero, y lo digo por experiencias propias :))))

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Tienes razón, no he mencionado esta parte tan difícil que es decir NO a un cliente porque también tiene su cosa. Yo creo que la mejor manera (y la que suelo recomendar) de hacerlo es explicar que no le puedes ayudar en su proyecto porque no está alineado con lo que tú ofreces dentro de tus objetivos de negocio ya que estás enfocado en X nicho o X servicios y además ofrecerle una alternativa o recomendar a un colega. De esta forma le estás ofreciendo tu ayuda con una solución y el NO no es tan “grave”. ¿Tú cómo lo sueles hacer?

  • Esti dice:

    Totalmente de acuerdo contigo, a veces es mejor dejar pasar un proyecto por que en la entrevista previa ya sientes que esta persona te va a dar más quebraderos de cabeza que otra cosa, además que desmotiva mucho cuando ocurre y a la larga se te hace más complicado trabajar en ese proyecto si estás a disgusto. Un abrazo Laura.

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Tú lo tienes bien aprendido y haces bien en tener una entrevista previa y cualificar al posible cliente para ver si encaja lo que él quiere y tú ofreces. Yo cuando empecé pasaba presupuestos directamente muchas veces casi sin hacer preguntas, un gran error que después poco a poco fui arreglando y ahora selecciono muy bien en los proyectos en los que me involucro. Como tú bien has dicho, si trabajas con un cliente o en un proyecto complicado al final te desmotivas, enfadas y acabas quemado… ¡Un abrazo!

  • Me encanta este artículo Laura, a mí me ha pasado que he dicho SÍ a proyectos que luego he sufrido desde la primera hasta la última línea. Y sabiéndolo.
    De eso he aprendido que es mejor decir no e invertir ese tiempo en encontrar y hacerte ver y valer para clientes que merezcan tu esfuerzo y proyectos que puedas ante todo disfrutar y favorezcan el crecimiento de la empresa.
    Hace nada escribí algo muy parecido en mi blog >>http://www.dkambio.com/lo-increiblemente-bueno-de-perder-clientes/
    Nuestros clientes también son la imagen de nosotros mismos como empresa, ¿o no?

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Así es, creo que tenemos que disfrutar con nuestro trabajo y que si uno se mete en un proyecto en el que empieza a estar a disgusto o el cliente es una persona complicada muchas veces es mejor incluso devolverle el dinero y que busque a otra persona… Nunca he tenido que hacerlo por suerte pero ahora tengo mucho más claro en lo que me involucro y por lo que no paso. Ahora mismo me paso por tu artículo.
      Mucha razón en esa última frase, nuestros clientes tienen que ir en sintonía con los valores de la empresa, si trabajas para alguien con una mala reputación eso también se puede trasladar a tu imagen como negocio… ¡Un abrazo!

  • Hola Laura, verdades como templos. Si queremos ir por el buen camino emprendiendo, sea en el negocio que sea, tarde o temprano hay que pasar a nuestros posibles clientes por ese filtro. Como ya comentamos en el podcast Emprendedores Digitales, en uno de mis negocios muchas veces enviamos a los clientes “despistados” directamente a la competencia y como bien dices no es chulería. Creo que es lo mejor para ellos y para nuestro propio negocio, si no más tarde lo lamentaremos y corremos un alto riesgo de dañar nuestra reputación. Saludos y un abrazo.

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      ¡Hola! Fue una muy buena inspiración nuestra charla para iniciar este tema en el blog porque a mis alumnos sí se lo comento pero todavía no había hablado en profundidad sobre ello por aquí. Así es, no he hablado de nuestra reputación pero tienes toda la razón porque además un mal cliente nos puede hacer mucho daño con críticas negativas online o por el boca a boca y quitarse esa mancha después puede costar horrores aunque no sea cierta. ¡Un abrazo!

  • Luca dice:

    Amen!
    Totalmente de acuerdo. Y además muy bien explicado Laura.

    Sobre este tema hay editoriales muy interesantes en Graffica, como por ejemplo este: http://graffica.info/vas-a-seguir-trabajando-gratis/

    Un saludo

  • Marc dice:

    Una vez un amigo de mi cuñado me pidió un programa para la iglesia. Se trataba de un programa para mostrar mensajes en pantalla completa. Le dije que sí, y a la hora de pagar quería que se lo dejara gratis porque era para la iglesia. Le dije que no podía ser y al final cobré 50 euros por 12 horas de trabajo.

    En otra ocasión, fui a comprar a la tienda de los “chinos” y como el encargado veía que entendía de informática me dijo si podía ir a su casa a arreglarle el ordenador. Dije que sí y estuve como 2 horas en su casa. Total que le dije que, en vez de pagarme, otra vez que fuera yo a su tienda que me haga descuento. Pues bien, cuando fui a su tienda me hizo un descuento de 1.80 euros sobre una compra de 16.80 !!!! Y yo pensé que me regalaría la compra entera…

    Moraleja del cuento, SIEMPRE deja muy claro tu tarifa por hora antes de aceptar un trabajo, y si no les parece bien les mandas directamente a la m….

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Buena moraleja: siempre hay que dejar claro que tu te dedicas a ello y tienes unas tarifas, de lo contrario lógicamente la gente se lo toma como un favor personal, no como un trabajo de un profesional… ¡Un abrazo!

  • Me ha encantado tu lista de clientes/proyectos con los que NO trabajar. Tienes toda la razón. En los 12 años de creativo freelance que llevo lo que mejor me ha ido para ser feliz es aprender a decir que no y a quitarme cierto tipo de clientes de encima. En los últimos años, incluso, me he dado cuenta que soy capaz de ver de qué clientes son “peligrosos” en la primera reunión. Y raramente me equivoco. Por eso, a tu lista añadiría los que tus tripas o tu intuición te digan que no debes aceptar. Y te lo dice alguien que no es muy intuitivo, pero sabe más el diablo por viejo que por diablo…

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Uy pues lo voy a añadir en la lista porque tienes toda la razón, muchas veces la intuición no falla. Y voy a actualizar con algún punto más, me has dado ideas ¡gracias! Viniendo de alguien con 12 años de experiencia me alegro de que te hayas animado a comentar y me encantaría que pasaras más porque estoy segura de que podemos aprender muchísimo de ti. ¡Un abrazo!

  • Hola, yo he trabajado bastante tiempo en temas creativos, tanto en diseño gráfico como en algo que aparentemente no tiene que ver, la joyería.
    En cuanto a diseño gráfico casi siempre he trabajado para los demás a cambio de un sueldo (un mísero sueldo, por cierto). En el tema de la joyería he caído en aquello de poner precios “vendibles”, que casi no cubrían ni el material. Hay gente que se gasta una pasta en un producto del que se hace una gran producción y no es capaz de apreciar algo único que lleva un largo proceso de fabricación. Llegó un momento en el que no me compensaba trabajar con esas condiciones, cundió el desánimo y es un proyecto que tengo aletargado.
    Lo mismo es aplicable al diseño, todo el mundo puede opinar, todo el mundo tiene un sobrino, primo, amigo…, que maneja photoshop y te puede hacer el “mismo” trabajo gratis, así se ve lo que se ve… Por otro lado, a la hora de contratar pretenden que seas diseñador gráfico, web, fotógrafo, editor de vídeo, maquetador…, que seas bueno en todo y que cobres lo mínimo posible. En mi caso particular sé que soy bueno en diseño gráfico y retoque fotográfico, pero me pierdo en el diseño web y en el vídeo..
    Como te decía, he cambiado de tercio, estoy trabajando en temas comerciales, que no es tan bonito, pero me da de comer. Si regreso al diseño tendré en cuenta tus consejos. Gracias.

    Un saludo

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Todo lo que comentas lo he vivido y lo viven muchos freelance y creo que el principal fallo que se comete es dejarse llevar por lo que va llegando y aceptando trabajar en condiciones como las que comentas de manera reactiva sin ningún plan o estrategia para conseguir los clientes o proyectos que queremos. La idea es empezar a ser proactivo y seguir unos pasos para tener unas bases fijadas para tu negocio freelance y empezar a posicionarse en el mercado como un referente en tu especialidad para empezar a tener clientes que valoren tu trabajo. ¡Ánimo que todos podemos!

  • Totalmente de acuerdo Laura, me encanta este artículo y a mi me ha llevado casi diez años aplicarlo. Pero aún a veces cometo errores. Por ejemplo, hace no mucho contactó conmigo un antiguo cliente de una agencia de publicidad en la que trabajé hasta 2004. Empecé a trabajar para él, pero no llegamos a nada, básicamente porque me trataba como un empleado sin sueldo. Tuve una reunión con él para explicárselo y luego le pasé una factura simbólica para cubrir la dedicación, aunque no conseguí sacar adelante ninguno de los proyectos que me encargó, y no por mi culpa. Y la intuición no me funcionó 🙁
    En cualquier caso la selección es fundamental para sobrevivir y estar a gusto con lo que haces y en mi caso aplicarla ha sido una liberación maravillosa 🙂
    Muchas gracias por todo tu trabajo y buenos consejos y por compartirlo con nosotros!

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Ya… la verdad es que lo de la intuición puede fallar… Pero sí que es cierto que en el caso que comentas quizás el problema ahí fuese ser que no había un acuerdo y presupuesto previo antes de comenzar y eso es algo primordial antes de ponerse manos a la obra en un proyecto nuevo. De lo contrario la gente abusa de la confianza y además se lo toma como un derecho adquirido si le regalas tu tiempo… Te lo digo sin conocer la historia, igual me equivoco, tampoco quiero ser una sabionda que conste! 😉
      Lo bueno es que pasaste por eso y ahora sabes bien la importancia de seleccionar en lo que te metes, que es una fase muy importante y pocos freelance la ponen en práctica. ¡Un abrazo!

  • Erika dice:

    Hola. Pues te comento que ahora ya aprendi y si . soy mas selectiva al elegir a mis clientes como dices a pesar de que necesito facturar pienso en mi salud mental y fisica antes de iniciar estas empresas xq el estres que se produce cuando encima los clientea resultan ser tóxicos no merecen la pena.

    Ahora si me doy mi lado. Hace poco me paso que me busco un cliente al que atendi hace años cuando era practicante y logicamente le cobre poco. Pero claro mas que por el trabajo se acordaba mas del precio. La cosa es que despues de que me insistió mucho le acepte pero claro con una tarifa regular. Sinembargo al iniciar comenzamos con presionea y cosas que no me dejaban trabajar tranquila. Asi que. Preferi hablarle y devolverle el adelanto que tampoco era mucho. Inmediatamente despues me salio un proyecto que si se pudo trabajar al 100%.

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Buena decisión, si una de las dos pares no está a gusto lo mejor es terminar amistosamente y todos contentos. Además eso te permitió trabajar en otro proyecto mejor gracias a dejar de lado un proyecto que no le convenía a tu negocio.

  • Ricardo dice:

    jaja Se nota muchisimo que este articulo pésimo es solo escrito por alguien que no tiene experiencia ninguna en el mundo ni del diseño ni de la publicidad.
    Ánda bonita!!!! sigue tus directrices y todos esos puntos que vas a tener solo cliente y medio en toda tu carrera.
    Que falta de transigencia! de empatía, de ayudar al cliente… de orientarle, de educarle!

    Salgo de este blog y de las cosas de ésta señorita pero cccccoooorrriendo vamos!

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Hola Ricardo

      Lamento que tu visión y la mía no se parezcan pero yo siempre hablo desde el respeto a los demás profesionales y sin verdades absolutas entendiendo que cada negocio freelance es un mundo y por desgracia en este caso tu comentario está bastante fuera de lugar. Siempre hablo desde mi experiencia como Diseñadora Freelance y técnico en Marketing respaldada por muchos otros profesionales con negocios tanto de diseño como de otras áreas donde se aplican este tipo de estrategias y directrices porque funcionan para poder tener un negocio rentable. Es una pena que tu comentario no sea nada constructivo porque me encanta conocer las experiencias y otros puntos de vista de otros colegas de profesión para seguir creciendo y evolucionando.

      La cualificación previa de los clientes (de lo que hablo en este artículo) es una fase fundamental dentro de cualquier ciclo de ventas, no es una directriz inventada por mi ni se trata de falta de transigencia, de hecho mi filosofía de trabajo está totalmente orientada hacia el cliente para que consiga cumplir los objetivos de su negocio.

      Un saludo y espero que te vaya muy bien en tu negocio vuelvas o no por mi blog

  • Ay, yo estoy empezando y me encuentro en la tesitura de aceptar todo lo que me viene, de hecho he tenido un cliente Hace poco que reunía casi todos los puntos negativos que describes al final del articulo, en serio, he acabado agotada con ese proyecto, y he aprendido eso, que no siempre hay que decir que sí, porque el tiempo empleado en un cliente tóxico, a veces es mejor dedicarlo a otros proyectos por venir, aunque de momento aún me queda un trecho para llegar a ese momento!
    Gracias por el post Laura y ni caso a los trolls…

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Bueno, por lo menos te has dado cuenta rápido, yo tardé bastante en darme cuenta de que no tenía ninguna obligación de complacer a todo el mundo echando piedras sobre mi propio tejado… Es difícil decir que no, sobre todo cuando uno empieza y cuando todos tenemos que pagar facturas pero es una práctica que yo misma tardé en aplicar pero que sólo me ha reportado beneficios y me ha permitido enfocarme en lo que realmente quiero para mi negocio y así también poder dar mejores servicios.

      Gracias por aportar tu historia que es muy parecida a la de muchos. A los trolls, como tú dices, ni caso… 🙂

  • Hum dice:

    Hola, Ricardo. Yo también pensaba que eran exageraciones, pero verás, a veces no es cosa de falta de empatía con el cliente sólo… es que es peor cuando tu propio cliente no te tiene ninguna empatía. Estamos hablando de Freelance, es decir, un tipo de trabajador que a la vez es EMPRESARIO (porque nos guste o no, tenemos que llevar unas cuentas y echar mano de calculadora para todo); hay clientes que no sólo te contratan para tooooodo (aunque tú vayas a facturarle sólo 1 servicio) sino que pretenden tenerte las 24 horas al día para ellos: no respetan horarios, no respetan tiempos de trabajo, no muestran respeto alguno por la voz y hacer del profesional y demuestran una total falta de empatía para con ellos, para empezar, NO ENTIENDEN que un freelance no es un vulgar empleado más. Como profesional, tiene otros clientes a los que poder dedicarles tiempo, y si surge un proyecto mejor y bien pagado, obvio que dirás adiós a quién sólo ande mareando la perdiz o te salga con excusas a la hora del dinero.

    Así que lo siento, pero aparte de ser un comentario muy simplista (¡JA! ¿Educar al cliente? Quiero alguna batallita tuya con clientes como los que se describen aquí; al menos aprenderemos algo…), dejas de lado que muchas veces ese tipo concreto de cliente no busca soluciones, sino tener mucho, muy rápido y a muy poco coste, no importa si el mes que viene cerrará el estudio o se dará de baja el profesional por estar endeudado hasta las cejas. Esa es la cruda realidad. Y por supuesto que no buscan calidad… que eso se paga!!

  • Muchas gracias por tu mención y por el link!!!!! por cierto, si quieres reirte un poco de nuestro ingrato trabajo de freelance te recomiendo otro blog que empecé el año pasado: EL FREELANCE DE LAS GALAXIAS
    http://www.damare.net/galaxias/

  • Jota Santos dice:

    Acabo de “secuestrar” esta parte de tu articulo: ¿Qué tipo de cliente/proyecto deberíamos evitar siendo diseñadores freelance?
    Imprimirla, plastificarla y pegarla frente a mi escritorio, a la altura de los ojos!!

  • […] implica tener que decir NO cuando las propuestas de trabajo no se alineen con tu estrategia de […]

  • Super interesante tu aporte Laura! Trabajo freelace como community manager hace tres años. Comencé claramente aceptando todo lo que venía…volviendome loca por no saber cuanto cobrar y terminaba cobrando poco por no perder al cliente y ganar experiencia. Puedo decir que los dos primeros años fueron un constante estres por cumplir lo que me pedían, por los plazos, por las reuniones, por los nervios constantes de meter la pata. En el 2015 también sufrí estres pero ya más plantada y segura en varias áreas. 2016 se vino para mí con el slogan “menos es más” ya que para poder de verdad disfrutar de esto que me apasiona necesito dedicarle tiempo a mi proyecto personal y activar estrategias para ELEGIR al cliente que quiero. Es un aprendizaje decir “no” aún en momentos que no son tan cómodos financieramente hablando. En mi caso me dedico a cubrir eventos empresariales y corporativos. Y hasta ahora sentía que la energía se me perdía con otros proyectos.
    Saludos a todxs!! Y que sea un exitoso 2016!!

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Un buen resumen de una evolución acertada. Me siento muy identificada con lo que cuentas porque pasé por lo mismo y creo que es necesario muchas veces darse cuenta uno sólo de lo que no está funcionando para poder empezar a poner remedio y ser proactivo de una vez. Lo ideal serí ano tener que llegar al extremo de quemarse y acabar estresado perdido pero muchas veces hasta que no tocas fondo no ves las soluciones y las respuestas claras. Totalmente de acuerdo con tu filosofía profesional. ¡Un abrazo!

  • Marc dice:

    ¡Hola! En esta ocasión me han contactado a través de Nubelo para un proyecto en Zend framework y hoy he tenido una entrevista por Skype con el cliente. Este cliente se trata de una empresa de software que tiene a su vez otro cliente (cliente final). Zend framework es una tecnología que no he tocado en mi vida y ahora tengo que estudiarla. Además, me han pasado un 3 pdf con documentación que me tengo que leer estos días y les tengo que decir cuanto tiempo tardaría en terminar la web. No es seguro que me escojan, y ahora me hace muchísimo palo tener que leerme toda la documentación, haber de estudiar una tecnología que no he tocado nunca y tener que decir un tiempo aproximado de cuanto tardaré. Y si finalmente me escogen tendré que estar bajo presión para terminar la web en el plazo que he indicado. Todo esto me estresa mucho. Además hay que tener reuniones con ellos de manera presencial 1 vez por semana y su ciudad me cae muy lejos (4 horas de viaje con transporte público). ¿Qué harías tu, seguirías adelante o les dirías directamente que no? Tu ya no haces proyectos para terceros, ¿verdad?

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Hola Marc
      Yo sigo trabajando para terceros pero para proyectos muy puntuales. Creo que con tu comentario te contestas tú mismo: si no es lo tuyo, no te gusta, tardas 4 horas en ir y volver y y te estresas creo que la respuesta es fácil… Si has leído este post entonces sabrás que no siempre hay que decir SI a todo lo que te venga. Un abrazo

  • Arturo Lizano dice:

    crear un blog es de mucho trabajo, debes estar acutalizando y escribiendo cada vez que puedas,
    al final tiene sus beneficios, pero si lleva bastante trabajo, crear un blog lo puede hacer quien quiera,
    pero que el blog sea visitado es otra cosa.

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Hola Arturo
      En efecto, crear un blog y una estrategia efectiva para ganar visibilidad y captar clientes gracias a él lleva trabajo pero creo que ahora mismo para un freelance es la mejor estrategia online para atraer clientes. Al final debemos dedicar varias horas al día al Marketing y la captación, el 50% de las horas de nuestra jornada se estima que son NO facturables y es totalmente necesario ese tiempo de dedicación al negocio para asegurarse que funcione ahora pero también en un futuro.
      Un abrazo

      • Marc dice:

        A mi me gusta mucho programar plugins y códigos. Sin embargo, no estoy haciendo casi nada de dinero. Gracias a estos códigos mi web tiene como mucho 100 visitas al día, Tengo puesto adsense y como mucho me saco 5 euros al mes. ¿Me podrías decir como o donde tengo que anunciar mis códigos para que tengan más visitas?

  • Marc dice:

    No entiendo como te lo haces para escribir tan a menudo y siempre con cosas frescas y nuevas. Yo tengo un blog puesto en mi web pero no se me ocurre nada que escribir. El último artículo que escribí hace ya la repera de tiempo (más de un año).

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Hola Marc. Se trata de una estrategia de marketing de contenidos muy meditada y ahora mismo mi negocio tiene como base mi blog con lo que dedico todo mi tiempo a crear contenidos, realizar estrategias para ganar visibilidad, email marketing y captación de clientes entre otros asuntos. Así que se me queda corto un comentario de blog para poder darte una respuesta “rápida”. Estoy preparando el lanzamiento de mi Programa Formativo online “Imperio Freelance” donde hablaré de todo esto así que estate atento porque sacaré un training gratuito previo también. Si estás suscrito a mi newsletter te enterarás de todo. También ofrezco un servicio de consultoría para ayudar a Freelance en su negocio, te dejo la info aunque en este momento no estoy aceptando nuevas candidaturas: http://www.lauralofer.com/servicio-mentoring-freelance/
      ¡Un abrazo!

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Tengo como objetivo escribir un artículo semanal sí o sí y siempre lo publico el mismo día a la misma hora (lunes a las 9:00). De esta manera tengo una obligación más en mi lista de prioridades y el blog actualizado por tanto. 🙂

  • Marc dice:

    Me sorprende los bloggers en general como os lo hacéis para escribir tanto, y hay algunos que lo hacen cada 2 o 3 días!! Yo no es que no sepa escribir, es que no tengo motivos para hacerlo. Me gustaría poder escribir artículos y así tener visitas orgánicas pero realmente no sé que escribir.

    Cambiando de tema, tengo una pregunta. Cuando se hace un presupuesto ¿qué es mejor, hacerlo abierto o cerrado? ¿Cómo los haces tu? (Con abierto me refiero a que si se tarda más horas de las presupuestadas, que se puedan cobrar estas horas de más)

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Yo siempre hago presupuestos cerrados y si suegen nievas necesidades lo presupuesto aparte. De todas formas es tema para otro post así que me lo apunto para abordarlo más adelante que sino nos desviamos demasiado en este hilo. Un abrazo

  • Marc dice:

    ¿Y un proyecto que por ejemplo lo estimes en mucho tiempo de duración (por ejemplo 3 meses), también lo haces cerrado? Perdona por seguir por aquí, ya no continuaré jeje

    • Lauralofer Lauralofer dice:

      Lo importante es saber y detallar bien el trabajo que de va a realizar y no dejarse nada en el presupuesto y si surgen nuevas necesidades dejar claro que se presupuestarán debidamente. Hay casos y casos y diferentes maneras de presupuestar un trabajo y es dificil generalizar. Si es un proyecto muy largo es mejor presupuestar por fases. Te animo a que te informes en foros o similar, yo todavía no he abordado este tema en el blog (aunque tengo intención de hacerlo) y es muy difícil hablar de algo tan amplio en un comentario… Un abrazo!

  • Jrgerez dice:

    Hola compañeros. Interesante artículo Laura, así como casi todas las aportaciones hechas hasta ahora. Casi todo está dicho, hay que valorar la situación personal de cada uno, yo básicamente diría que sí estás empezando es casi obligado cogerlo todo, eso implica experiencia, aciertos y fracasos y camino recorrido para en un futuro desechar clientes. Por otro lado creo que no ha aparecido el “cliente-amigo”, del que creo que es mejor huir para no perder una amistad y/o dinero. Saludos!!!

  • […] más clara y siguiendo el ejemplo: Ángel tendría que haberse mantenido firme a su objetivo rechazando los proyectos fuera de su especialidad como Ilustrador a pesar de no tener ingresos a corto plazo y debería […]

  • […] decisión consciente de gastar tu tesoro más valioso – que nadie te va a devolver nunca – en un trabajo de mierda, para un cliente tóxico, a cambio de dos […]

  • […] anterior, con el teléfono no puedes automatizar ciertos procesos o respuestas, como por ejemplo cuando lo que necesita un posible cliente no se ajusta a lo que tu ofreces o cuando estás de […]

  • […] a decir “no” a todo lo que no sea prioridad para ti, aprende a seleccionar muy bien tus clientes y […]

  • […] más importantes de mi trabajo es conseguir clientes. Y si quiero tener una vida sin miserias, debo elegir a los “buenos” clientes, es decir, aquellos clientes que quieren lo que yo vendo, que saben lo que les ofrezco y están […]

  • […] sonar a chulería pero rechazar clientes y dejar de pensar a corto plazo es necesario para que tu negocio freelance […]

  • […] creen que deben atender a cualquier cliente que venga pidiendo presupuesto, aunque sea un trabajo cero rentable, y por eso no consiguen llegar a mejores clientes y aumentar […]

  • Génesis Soto dice:

    Una vez me paso algo con un cliente, es amigo de mi papá pero seguramente queria que le hiciera todo gratis porque eramos conocidos, cuando termine el trabajo, me dice que se lo envie porque lo necesitaba urgente y que el me paga todo lo que habia hecho al otro día, bien le envie todo y resulta que me pago cuando le dio la gana como a los dos meses despues porque segun el no tenia dinero, bueno espere que en otro momento me necesitara para otro trabajo (porque los trabajos de el son urgentes, osea de ayer para hoy) y me llamo otro día y le he dicho una escusa, que no podia hacerle el trabajo porque tenia mucho y estaba muy ocupada y me dice que me iba a pagar y hasta se molesto porque le dije que no, pero yo sabia que me pasaria lo mismo, me pagaria cuando el quisiera :/

Deja un comentario